lunes, 8 de julio de 2013

Fricandó amb rovellons



Hoy he preparado una fricandó como me la hacía mi madre, pero esta vez en lugar de carne de ternera he utilizado carne de potro, muy rica en hierro, proteínas y vitaminas, y lo más importante es que es baja da grasas y de calorías. Las setas que he utilizado, rovellons o níscalos en castellano, son de lata ya que ahora no es temporada de setas pero salen igual de sabrosos.
Para 4 pers. necesitamos:
- carne de potro o ternera, lo podemos pedir en la carnicería que lo queremos para hacer fricandó.
- 1 cebolla picada
- 1 diente de ajo picado
- 2 tomates maduros rallados
- harina
- aceite, sal y pimienta
- 1/2 vaso de vino
Salpimentamos la carne y la pasamos por harina. En una cazuela ponemos a calentar aceite para freírla  que no se haga mucho, sólo vuelta y vuelta ya la reservamos. En el aceite que ha quedado (añadimos más si es necesario) procedemos a saltear la cebolla, luego echamos el tomate con una pizca de azúcar y sal, y el ajo. Cuando el sofrito esté en su punto añadimos el vino, dejamos que se evapore el alcohol y echamos suficiente agua como para cubrir la carne que añadiremos a continuación, removemos un poco para que no se pegue al fondo y tapamos, lo dejamos que vaya cociendo a fuego bajo.
Mientras pasamos por agua las setas y las cortamos si son muy grandes.
Yo dejo que se vaya cocinando unos 20 minutos antes de añadir las setas al guiso, las añadimos, removemos un poco, tapamos y dejamos 5 o 10 minutos más.
Queda muy sabroso lo único malo es que no te puedes resistir a mojar pan en la salsa.